Imagen de Michal Jarmoluk en Pixabay
17 de Abril de 2020 | Dra. Ángela García

Mini-Guía para padres primerizos: “CUIDADOS BÁSICOS DE RECIÉN NACIDO (RN)”

Qué sensación de inseguridad cuando se acercan los días del parto de tu primer hijo. ¿Qué pasará después? ¿Seré capaz de apañarme con el bebé? ¡Si no lo he hecho nunca!

No te preocupes, serás capaz, por supuesto que lo serás y además no estáis solos. Detrás de un parto hay muchos profesionales que te acompañan y te guían en ese camino de incertidumbre (matronas, pediatra, auxiliares…) a los que podrás preguntar. No obstante, para que no llegues a ese momento con tal ansiedad te contaremos a continuación los cuidados básicos del recién nacido y cosas que puedes apreciar en un bebé que van a ser normales. ¡Que no cunda el pánico!

 

Piel con piel: En las primeras horas del Recién Nacido (RN) deberás poner a tu bebé en contacto piel con piel a no ser que te indiquen otra cosa los profesionales (bien porque el pediatra deba explorarlo o porque el ginecólogo necesite algo de ti). El piel con piel hace que el bebé mantenga la temperatura adecuada, favorece el inicio de la lactancia materna, el vínculo afectivo, calma al bebé y mejora sus niveles de glucosa en sangre y su estabilidad cardiorrespiratoria.

¿Y cómo se hace? Muy sencillo, descubre tu parte de arriba, deja al niño en pañales y te lo pones de manera que el RN esté sobre tu pecho (los papás también pueden hacerlo, por supuesto).

Y ¿si no le voy a dar el pecho? No importa, le beneficiará igualmente en los otros aspectos ya comentados.

 

Alimentación (Lactancia Materna (LM)/ Fórmula artificial (FA)): Deberás iniciar la LM lo antes posible, lo ideal, en la primera hora de vida mientras el piel con piel. Es el mejor alimento que puedes darle a tu hijo debido a las propiedades que tiene respecto a las leches de fórmula. Es fundamental que pidas ayuda si no sabes bien cómo hacerlo para evitar abandonos. Pregunta en la maternidad o a tu matrona o pediatra del centro de salud antes de abandonar. Sin embargo, aunque existen muy pocas contraindicaciones de la lactancia, no siempre es posible y en ese caso ofreceremos alimentación con Fórmula de Inicio (FI).

Prepara un biberón: Siempre lo prepararás igual salvo indicaciones expresas de la marca en el bote. Por cada 30 ml de agua un cacito de polvos de FI. Si es que se toma por ejemplo bibis de 70 ml, entonces le prepararás 90 ml y tres cacitos, aunque se tome los 70 ml solo. De esta manera evitaremos errores de concentración en la preparación y riesgo de deshidratación en el bebé.

 

Cribado Neonatal y profilaxis del RN: Durante el tiempo que estáis en maternidad el bebé será explorado por un pediatra en las primeras 24h de vida y, cuando se reciba el alta de hospitalización. Aprovechad y preguntad todas las dudas que tengáis en ese momento. En este tiempo de ingreso o en los primeros días de vida se realizan:

Otoemisiones acústicas (la prueba del oído) cribado para la detección precoz de sordera congénita.

La prueba del talón o también llamada Pruebas Metabólicas (cribado de varias enfermedades metabólicas como la Fibrosis Quística, fenilcetonuria, hipotiroidismo congénito, anemia de células falciformes…).

Profilaxis de la Enfermedad Hemorrágica del RN y de la conjuntivitis neonatal: A todos los RN se les administra Vitamina K intramuscular y se les aplica una pomada ocular para prevenir las enfermedades citadas respectivamente. Suele ser en la sala de partos.

 

Revisiones de Niño Sano (RNS): Después del alta de maternidad puede que te citen desde enfermería del hospital o desde la clínica privada para control de peso y bilirrubina. Si no es así, deberás coger cita con enfermería de tu centro de salud para ello, en la primera semana de vida del bebé. Desde 0-14 años, periodo de edad pediátrica, existe un programa de revisiones de niño sano. En los primeros dos años de vida serán más frecuentes y después se irán espaciando. El objetivo es detección precoz de enfermedades, valoración del desarrollo psicomotor y del crecimiento e inmunización con vacunas. La primera RNS por el pediatra será a los 10-15 días de vida. Y en cada revisión te indicará la siguiente.

 

El peso: Cuantos quebraderos de cabeza nos da el peso ¿verdad?. Bien, la primera semana suelen perder un 4-7% del peso al nacimiento (PN), pero hasta un 10% se considera NORMAL. Más de eso acude al pediatra. Iniciará la recuperación del peso en la 2º semana, quizá antes, recuperando habitualmente el PN en torno a los 10-15 días de vida, así que mucha paciencia. En este momento tendrás la visita con tu pediatra por lo que podrá valorar el peso y la alimentación. Los primeros 3-4 meses ganan mucho peso, luego se estabiliza y la ganancia ponderal es menor, no te agobies por ello, es normal.

 

El baño y el cordón: Es conveniente esperar unas horas, normalmente las primeras 24 horas, hasta el primer baño del niño, para que éste alcance la estabilidad térmica, ya que la vérnix caseosa (pasta blanca que cubre su piel al nacer) les protege de posibles infecciones y mantiene su calor. Después podrá ser diario o cada dos días. Este se hará con jabones suaves para bebés. No será necesario siempre sumergirlo en la bañerita sino que se podrá hacer la limpieza por partes con esponjitas jabonosas, lo ideal, desechables.

Aprovecha el momento del baño para limpiarle bien el cordón, puede ser con agua y jabón y acuérdate de dejarlo bien sequito después. También puedes limpiarlo con una gasa y alcohol de 70º, es más secante y evitarás que se macere el cordón con la humedad. Si es varón, te recomiendo que hagas una doblez hacia fuera en el borde del pañal de la parte delantera para mantener el cordón por fuera, de esta manera cuando haga pipi (“apuntan hacia arriba”) no se manche el cordón. No obstante, si vieras que tiene restos tras el cambio del pañal se limpia de nuevo. El cordón se le caerá en torno a los 10-15 días de vida. Seguirás con las curas hasta que lo veas sequito y haya cicatrizado bien.

 

Las cacas y el pañal: La primera deposición del bebé se llama meconio. Se trata de una pasta negra muy pegajosa y difícil de retirar, pero con una esponjita y jabón lo conseguirás. Suele ocurrir antes de las 48h y el pediatra siempre te preguntará por ella. Una vez realizado sus deposiciones tornarán a unas tonalidades más amarillentas-ocres de consistencia como la mostaza. En ocasiones podrán ser verdes y esto también es NORMAL. Deberás consultar al pediatra si tienen sangre, si son negras (una vez pasado el meconio) o son blancas blancas, como la tiza (no beis).

El pañal deberá cambiarse frecuentemente para mantener al bebé lo más sequito posible. El calor, la no traspiración de la piel y la humedad en esas zonas hace que sea un clima ideal para las dermatitis del pañal y en ocasiones sobreinfección por Cándida. Además de cambiarlo frecuentemente, intentaremos limpiar con agua con/sin jabón y si es necesario ayudarse de unas gasitas. Secar siempre a golpecitos, no arrastrando.

Evitar toallitas húmedas y dejarlas para cuando estemos fuera de casa que no podamos hacerlo de otra manera.

Aplícale una cremita (= pasta al agua) después de limpiarle y secarle, de esta manera mantendrás su culete hidratado y le hará efecto de barrera protectora ante los roces y la humedad.

 

Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL): Es la muerte repentina e inexplicable mientras el niño duerme.

¿Qué podemos hacer para prevenirlo?

  • SIEMPRE dormir BOCA ARRIBA.
  • La lactancia materna disminuye el riesgo.
  • La cuna en la habitación de los papás. El colchón debe ser firme, no blandito. Debe evitarse edredones sueltos, almohadas y juguetes blandos en la cuna.
  • No es recomendable el colecho en la misma cama en la que duermen los padres, pues aumenta el riesgo de SMSL. Sin embargo, SÍ es recomendable el colecho en una cuna sidecar o cuna de colecho pues facilita la lactancia materna sin aumentar el riesgo de SMSL al tener cada uno su espacio de dormir de forma segura.
  • No abrigar en exceso.
  • No fumar ni beber bebidas alcohólicas durante el embarazo ni después.
  • Informar de estas medidas a todos aquellos que vayan a participar en el cuidado del bebé.

 

El chupete: Tiene sus beneficios y sus riesgos así que tendremos que llegar a un punto intermedio y valorar cada caso.

Disminuye el riesgo de SMSL, sin embargo se recomienda no introducir el chupete en los primeros días de vida del bebé puesto que puede interferir en el aprendizaje de la lactancia materna. Una vez que esta esté establecida con normalidad, en torno al mes de vida, adelante. Si está con biberón sí podrá utilizarlo desde los primeros días.

Los riesgos tienen relación con la salud dental (maloclusión dental, caries…) debidos a su uso prolongado. Para evitar ello, lo retiraremos a tiempo, a ser posible entre el primer y segundo año de vida.

Existen distintos materiales, ¿cuál elijo? El que queráis, el que más le guste a él, en ocasiones tendréis que probar distintas marcas o materiales hasta que encontréis el que más se adapta a él. Deben cumplir norma europea EN 1400:2002.

Seguridad: No deberán llevar pegatinas ni que se separen en distintas piezas para evitar riesgo de asfixia. No usar cordones o cintas enganchadas alrededor del cuello del que cuelgue el chupete por riesgo de asfixia. Si usáis chupetero deberá ser colocado con la pinza en la parte baja del tórax o abdomen y deberá ser corta.

Limpieza: Con agua del grifo y jabón. Aclarar bien que no quede ningún resto. Se pueden guardar en una cajita para evitar que se empolven.

 

Salud bucodental: Deberás limpiar las encías del bebé con una gasita con agua hasta la salida del primer diente, momento en el que lo sustituirás por un dedal o cepillo de lactantes. ¿Pasta de dientes? Sí desde la salida del primer diente. A modo esquemático:

  • 0 -3 años -> Pasta con flúor hasta 1000 ppm. Cantidad de pasta: tamaño de un grano de arroz. No hace falta enjuagar, pues no saben escupir.
  • 3 -6 años -> Pasta con flúor de 1000 -1450 ppm. Cantidad: Guisante.
  • >6 años -> Flúor 1450 ppm. Cantidad: guisante.  

 

Plagiocefalia postural: Es el aplanamiento posterolateral de unos de los lados de la cabeza del bebé. Como su nombre indica es debido a la posición de la cabeza durante largos periodos de tiempo en una misma posición. A pesar de ello, NUNCA deberéis tumbar a los niños boca abajo para dormir. Entonces ¿cómo lo podemos evitar?:

  • Al dormir, BOCA ARRIBA, cambiar de lado alternativamente la cabeza.
  • Jugar con el bebé en posición boca abajo. Al principio no les gusta, aprovechad en los cambios de pañal para mantenerlo 1-2 minutos boca abajo y progresivamente lo irá tolerando mejor. Siempre que esté boca abajo, vigilado.
  • Portear el bebé. Disminuirá el tiempo que este esté tumbado. Esta práctica es muy beneficiosa, además, para la digestión, relajación del bebé y transmisión de afectividad con sus progenitores.
  • En caso de que ya tenga plagiocefalia es útil la utilización de un cojín ergonómico, como la “almohada mimos”. Esta distribuye por igual el peso de la cabeza por lo que disminuirá la presión sobre un mismo punto.

Para más información sobre la plagiocefalia podéis ir al post dedicado a ello en el blog de Entre Hadas Pediatría. Ahí encontraréis ejercicios que podéis hacer en casa. ( http://www.entrehadaspediatria.com/blog/articulo.php?id=52 )

 

Cólico del lactante: Se trata de un llanto inconsolable de inicio repentino, de unas 2-3 horas de duración, periódico y sobretodo en la tarde-noche, en un BEBÉ SANO. Suele comenzar en torno a los 15 días de vida y desaparecer alrededor del 4º mes. 

Comprueba que no tenga hambre, que esté limpio, busca otra posición en la que esté más cómodo, que no tenga un pelo enredado en los deditos. Tu pediatra te ayudará con su evaluación a descartar que ese llanto se deba a alguna enfermedad.

Descartado eso ¿qué podemos hacer? Cogerlos en brazos y cantarles bajito ayuda a disminuir su nivel de estrés. Ayudarles a eructar en las tomas, hacerles masajitos en el abdomen y flexionarles las piernas contra el abdomen son medidas para favorecer los movimientos de los gases en el intestino y disminuir los retortijones, así como el traqueteo con el carrito. El uso de probióticos (Lactobacillus Reuteri), por otro lado, pueden mejorar la microbiota intestinal disminuyendo el tiempo del llanto según algunos estudios. Pero, sobre todo, mucha paciencia.

 

Cuco /capazo, silla, maxicosi: Inicialmente usaréis el cuco, capazo horizontal y plano con una superficie rígida, en el que el bebé esté boca arriba. En torno a los 3-4 meses, cuando el niño levanta la cabeza y empieza a tener interés por el entorno lo pasaréis a la silla inclinable. En cuanto al maxicosi o sillas adaptadas de coche al carrito, NO deberéis usarlas como silla de paseo, existe riesgo de asfixia si el bebé pasa más tiempo del que debe. Pensad que eso está diseñado para que el bebé esté bien protegido de los golpes y bien sujeto en caso de accidente, por lo que no es una silla útil para que el bebé esté cómodo de paseo.

 

Y por último, algunas cosas muy frecuentes y NORMALES de los recién nacidos con lo que no hay que alarmarse ni hacer absolutamente NADA especial:

Eritema tóxico o Exantema toxoalérgico del recién nacido: No tiene que ver con nada alérgico ni tóxico. Desaparece sólo antes del mes de vida y es benigno. Si persiste consulta con tu pediatra.

Acné neonatal: granitos que pueden salir por todo el cuerpo. Frecuente en el primer mes. Desaparecerá espontáneamente. Hacer higiene habitual. Consulta si se prolonga en el tiempo o se complica.

Quistes de milium o miliaria: Papulitas blancas perladas, normalmente en la cara que desaparecen solas.

Callo de succión del bebé. Sólo su persistencia en el tiempo, asociado a otra sintomatología nos hará pensar que no es fisiológico.

Reflujo gastroesofágico fisiológico: El bebé hace bien las tomas, gana peso adecuadamente, pero regurgita incluso tras cada toma y a pesar de ello, no esta irritable. Si no es así, deberá ser valorado.

Mancha mongólica: Suele estar en la parte baja de la espalda, color azul grisáceo. Nada tiene que ver con Síndrome de Down o “mongolismo”. A partir de los dos años suele ir desapareciendo.

Mancha salmón o “Nevo simple”: son manchas rojizas al nacer que suelen aparecer en la frente (“beso del ángel”), en los párpados, nariz, labio superior y en la nuca (“picotazo de cigüeña”).  Pueden tenerlo el 30-50% de los RN. En torno a los 18 meses suelen desaparecer la mayoría.

Costra láctea: costras adheridas al cuero cabelludo amarillentas-blanquecinas. Desaparece con el tiempo pero, si persiste o es abundante, existen productos para ayudar a eliminarla.

 

Despedirme con mi más sincera ¡ENHORABUENA!

 

VOLVER